Amanecer

Spread the love

 

 

 

 

Amanecer

 

 

Jardín de rosas llenas de rocío;

paisaje de ternura que enternece mi ser,

de lágrimas perladas son los atavíos

que derrama el cielo de este amanecer.

 

Se ha formado un haz de ardientes colores,

trazando pinceladas que erizan mi piel

y se ha besado el cielo en el frescor de los mares,

haciendo más profundo el azul en él.

 

Los vientos con las palmas están jugando;

eterno es el amor que existe entre ellos.

Y hay mil mariposas en el aire girando,

porque revientan del alba los primeros destellos.

 

Del sol que se levanta como un astro de oro,

ocultándose entre nubes una y otra vez.

Y yo mientras tanto de Tu belleza me enamoro

cayendo de rodillas ante Tus benditos pies.

 

Se oyen esparcidos los inquietos rumores

de todo lo que vive y lo que ha de nacer,

para decirme que éstos son Tus bellos favores,

que me regalas cada día con Tu eterno querer.

 

 

Nancy Santiago Toro

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply