En cada parte de ti

 

 

 

En cada parte de ti

 

 

 

 

 

 

Entramos a la existencia de la escena,

a los ángulos contiguos del instante,

a un regreso con vocación de mañana dispuesto

a derramar la ceremonia de la tibieza

en la cadena continúa del ahora

que va reduciendo a la noche como a un lunar…

El de siempre, situado al sur de la altura

como abreviatura de sombra rendida

ante la próxima escala fulgurante

que acontece lenta, lentamente.

Apenas cálida cuando asoma adormecida

reclamando segundo a segundo el espacio

por donde se propaga y desliza,

se interna y se mezcla tan liviana

a la desnuda tez del beso

que repleto de mí es calladamente tuyo.

Tibia mientras invade los rincones

que en libertad encadena como si entendiera

la enredadera de la piel y el tacto

cuando aprisionan los surcos de la vida

que se encienden a oscuras.

E intensa cuando nos da a probar del sol

cual si fuera una traslación global transformada

en el momento que nos circunda

con las mil maneras de sus luces

aún sin haber amanecido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply