En tu interior

 

 

 

 

En tu interior

 

 

 

 

Pareces ocupar el interior de las murallas,

tienes su acento áspero, su estar sin prisa

y el blanco del cemento sin protesta resaltando

el color del alma inaccesible que no esquivas.

Afianzas tu existencia con su postura inmóvil,

al fondo posees la réplica de su fortaleza íntima

y te yergues con un frontis de quietud

que espera el avance de mi tacto más tangible

sobre el pasado de alguna grieta deslucida.

 

Todo tú… como ellas, sin tambaleo,

sin retiro, con irrompible firmeza de caliza

y sin derribar tu elegido asentamiento

en el pecho del planeta que te alza entre la brisa,

con el entramado de la aprisionada historia

manteniendo la solidez de la nostalgia,

mientras el revoloteo de mis pupilas incansables

te besan sin principio…, y sin partida…

 

Pues a veces contemplo tu ángulo más desierto

y como respuesta a los ojos que te miran,

ofreces con el marco de las impalpables sombras

el físico más robusto en consecuencia subjetiva,

cuando cuelgas el mismo ornamento sin mudanza,

semejando el hueco de aquel beso, ya lejano,

clavándose hondamente como una herida.

Por donde se desliza el luto del sol

con el impulso de la noche y mientras a diario

es el golpe del futuro acurrucado en tus esquinas.

Mas tú como ellas, imponiendo tu paisaje

y preservando la estructura que levantas

con algunas puertas y ventanas fijas;

vulnerables partes que tienes sin defensa,

por donde entra y sale nuestro presente todavía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Responses to “En tu interior”

  1. Mariano entrerriano says:

    Hermoso poema amiga. Leerte es un placer!!! Te mando un gran abrazo, de corazón. Mariano.

    • admin says:

      Qué grato verte por aquí una vez más querido Mariano y leer tus lindas palabras. Te mando un fuerte abrazo de corazón también!!!

Leave a Reply