Esa calle donde vives

Spread the love

Esa calle donde vives

 

 

Esa calle donde vives

 

 

image38

 

Esa calle donde vives ha ensayado

tantas veces mi trayecto,

sin huellas, hasta la puerta de tu casa,

lo has recibido y me has pasado

hasta el hondo escenario de la sala

con la apetencia de tus ojos,

con la emoción, sin titubeo.

Y has abierto en tu espacio

las dos ventanas blancas,

las vestidas con organza por tus dedos,

para atisbar en lo profundo

y con la luminosidad del alba

los silencios cicatrizados por el cuerpo,

y fijando tu mente en las zonas más calladas

tus palabras han dicho con soltura, “ven, pasa…,

ya esperaba desde siempre este momento”.

Me has tomado de la mano y tu caricia

han inquietado cien veces más los nervios,

quizá por pensar que la brisa en la cortina

ha sido el roce en mi cara de tu primer beso,

pero como si lo fuera,

te he seguido hacia la mesa de la cita

y allí, frente a frente,

se han cruzado los recuerdos,

y el pecho doblemente ha sentido la distancia

de la vida que no regresa jamás el tiempo.

Mojadas han quedado las trémulas sonrisas

con la llovizna que surge más adentro

y las miradas sujetándose empañadas,

mientras el mantel recoge el leve roce de su afecto.

De repente, un café entibiando los caminos

que no recorrimos desde el inicio para vernos,

entretanto, la brisa que juega

sin parar en la ventana,

abre de par en par la puerta, para que veamos

la  calle…, vacía, atrapando

la quietud en las esquinas,

mientras un paisaje, a solas,

ensaya nuestro habitual encuentro.

 

 

 

image38

 

 

 

 

image14

 

 

 

 

 

Leave a Reply