Esas cosas de la sangre

Esas cosas de la sangre

 

 

 

 

Esas cosas de la sangre

 

 

image111

 

 

 

Esas tantas cosas de la sangre

que antes fueron latidos de lo amado

con la tarea ajetreada del ciclón sanguíneo,

crearon sus óleos movedizos

en las memorias y han seguido

por las curvas del otoño

hacia el horario de un inacabable invierno

como fuliginosas viajeras en trasiego

que fusionan el adiós de la breve estación

con la gran distancia que alcanzamos.

 

Aquellas tantas cosas del corazón-refugio,

agibles a la mezclada costumbre de amar

que transitaron con las tempranas hogueras

de los amaneceres que se mueven dentro,

extraviaron el brillo de la ilusión que hablaba

y la obra esparcida del feliz calor solo exhibe

la sequía repetible del fuego y su cansancio,

cuando el frío las confronta, las circunda

y las hospeda en la claroscura cavidad  

de los recuerdos que se van olvidando,

desde la pasión a la nostalgia, a ser los mismos.

 

Esas muchas cosas de tus venas

que se unieron a la fuerza de quererte

con la creencia de un pedazo más eterno

arribaron a un paisaje elegido por la lluvia

y han encontrado la perfección del agua…

Van a la deriva, ahogando sus formadas lejanías

y adquiriendo la exacta identidad del río,

que entre dos orillas de lado a lado vive,

mientras continúa…, continúa rodando.

 

 

 

image111

 

 

 

 

 

 

 

 

 

pizap1

 

 

2 Responses to “Esas cosas de la sangre”

  1. Mariano entrerriano says:

    Deberé leerte más seguido amiga, tu palabra es luz!!! Te felicito por tu arte, maravilloso!!!

Leave a Reply