La suerte del bravucón (Soneto)

Spread the love

 

 


 

 

 

La suerte del bravucón

 

 

 

 

Se oye al que canta y además espanta

cual gallo del corral suyo y ajeno,

pues ya castrado es el capón y el pleno

bravucón que agudiza la garganta.

 

El pollo vuelto un gallo de pelea,

mueve sus espolones pal combate

y fatuo,  frente a frente al totolate

de su leal gallina, canturrea.

 

Altivo atrapa al piojo y ya matando

al pobre pequeñín, como una mina

y con la marcha y brío del guerrero,

 

de pronto, salen otros infectando

al fanfarrón. Y ahora su gallina

rasca el ego del gallo pendenciero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply