Posts Tagged ‘dolor’

Gestos del amor (Soneto)

 

 

Gestos del amor

 

 

 

 

La alianza tiene olor a despedida,

profusión de zozobra y gran empeño

en mostrar la apariencia del ensueño

que desfigura el seno de la vida.

 

 

Arrastra por el mar su onusta herida,

extiende un acre aroma en su diseño

que deteriora el alma y solo es dueño

de la estela y mesticia presentida.

 

 

Dejó de ser, es polvo. Ya es ausencia

fatal del abandono que evidencia

el interior de aquel adiós gestado:

 

 

pedazos de incapaces ilusiones,

efímeros placeres e intenciones

y el gesto de un amor… al fin quebrado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy

 

 

 

 

Soy

 

 

Soy un intento de mi alma desbocada


acurrucado en el impulso de tenerte.


Soy la sombra que se quedó en ti atrapada


esperando a que tu amor la liberte.

 

 

Soy crepúsculo arropado por tinieblas


intentando alumbrar tus veredas.


Soy el eco que enredado en la niebla


te gritó su amor sin que lo oyeras.

 

 

Soy la espuma juguetona de una ola,


chasquido breve que te bebió a hurtadillas,


y al entregarme súbita a tu arena sola


quedaron mis besos derramados en tus orillas.

 

 

Soy camino que alcanzó tu sendero,


deteniendo las huellas de mis pasos.


Soy las dos sílabas de un te quiero


que soñó ser susurro en tus brazos.

 

 

Soy la lágrima que brotó transparente


aferrada al dolor de mis latidos.


Soy la sangre helada que no siente


mis profundos riachuelos ya dormidos.

 

 

Soy la hoja de tu árbol, deshojada,


enredada en remolinos con mi suerte,


y me rompen los vientos y soy nada


en mi recorrido sinuoso hacia la muerte.

 

 

 

Nancy Santiago Toro

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 

 

 

Tristeza

 

 

 

 

Tristeza

 

 

 

La mañana se levanta en llanto

y en ríos de apatía y soledades

descansa su profundo y triste canto

sobre campos, páramos y ciudades.

 

Nadie sabe el por qué de su quebranto

ni porqué lleva furia el dolor de su relámpago,

porqué araña al cielo con cicatrices de espanto

dejando en el paisaje una expresión de estrago.

 

Las sombras de gesto cruel van haciendo trizas

las vestiduras gestadas de su jovial encanto

y la belleza desgarrada por las duras golpizas

yace batida bajo las nubes negras de su manto.

 

Quién sabrá cuántos días durará su pena,

si asomará la sonrisa de su alba en mi ventana

o si mi pena que es a la suya tan ajena

llorará de tristeza con ella otra mañana.

 

 

Nancy Santiago Toro