Era la voz

Spread the love

 

Era la voz

 

 

 

Era la voz

 

 

image42

 

 

Era la voz con el peso del silencio,

con el vuelo que guardan los ángeles caídos;

iniciático murmullo que aletea en el pecho,

en ajetreo de ser real en lo desconocido.

Su anhelo, ennoblecer al firmamento,

aun siendo venoso su prefijo.

Nacidas, desde el sueño sus alas de paloma,

zigzaguearon el espacio con su templo sostenido.

Su cascado alcanzó el beso de la mañana,

él que roza sin marcada ruta, el peregrino

e impactada por el sonoro mutismo de la nada,

perdió el mensaje que haría el camino.

Quebraron los espejos de la aurora,

la luz siguió el curso trascendente del espejismo,

ella se clavó el eco de la noche en su garganta,

en silencio de estrellas, su inflexión de voz, añicos.

Cayó en un nexo sobre su hereditaria tierra

y sin poder desterrar su final vencido,

espera ser en el canto de la lluvia.

 

 

 

image42

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply