No eres árbol

Spread the love

 

No eres árbol

 

 

 

No eres árbol

 

 

 

 

 

 

Ese árbol gallardo y solitario que invita al juego

con sus ramas distraidas como juguetones brazos

lleva vendajes de primaveras, otoños e inviernos,

lleva consigo el luengo camino sin dar un paso.

 

Contemplo su añoso tronco en desespero,

su inacción sumergida en el mísero letargo

y me parece oír de su ramaje algún te ruego

con un dejo perceptible de terruño amargo.

 

Pareciera que sus ramas muerden el cielo

al dejar en el viento su jadeo agobiado

como si tuviera un beligerante sentimiento

adherido firmemente en su abrupto ramalazo.

 

Percibo que la brisa lo zarandea con deseo,

con la intención de un desnudo desesperado,

como si quisiera sacarlo de su entierro

y llevarse consigo cada hoja, cada vástago.

 

Amor, si lo vieras desde aquí como yo lo veo.

Si vieras en mis ojos que no eres árbol.

Tu semilla arrastra las raíces por la tierra

y te mueves por el mundo con indefinido rastro.

 

Llevas un sueño dentro que flota sobre el suelo,

quiere ser fruto de la vida y el tiempo,

ser con la carne un brindis de cuerpo y tacto,

porque tú eres como el río hacia el mar abierto

y yo soy la isla que te espera en su regazo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 

 

4 Responses to “No eres árbol”

  1. Muy bello y profundo amor que no es árbol robusto, sino río que fluye hacia la isla que lo espera en su regazo. Precioso poema Nancy, un placer siempre tu poesía. Saludos

  2. The Firestarter says:

    Impresionante amiga mía… bañado de nostalgia y de amor inequívoco, que espera y añora al ser amado.

    No dejo de admirar tu expresión Nancy, excelente trabajo, excelente poesía.

    Un abrazo sincero amiga mía.

    Daniel.

Leave a Reply