Recuerdos de una madre

Spread the love

 

 

 

 

Recuerdos de una madre

 

 

 

Recuerdos, tesoros de mi mente,

nacieron el día que naciste, y entre

hoy y ese día aún se hace latente

las marcas que florecieron en mi vientre.

 

Te contaré que intenso era tu llanto,

el que solía calmar con tiernas palabras

y cuando no inventé algún canto

de alegría para que no llorarás.

 

Aprendí a narrarte bellas historias

de grandes Reyes cuando no dormías

y gocé con tus sonidos y euforias,

cuando era payaso de muecas, y te reías.

 

Luego advertí que deprisa crecías

al verte dar tus primeros pasos

y aunque en afanosos tropiezos caías

nunca te faltaron mis brazos.

 

Y como olvidar aquel diáfano ruido

que retumbó como un eco en mi alma,

y el manantial de lágrimas desprendido

al oírte llamarme, ma…ma.

 

Ni hablar de esas noches largas

llenas de pesar cuando te enfermabas,

horas de insomnio, horas amargas,

mientras tú en mi pecho te arrullabas.

 

Tú me has dado todos los roles

que en esta vida pueden haber

y con ellos he saltado peñoles,

cuando te tuve que defender.

 

Hoy son los recuerdos más divinos

de un amor que siempre ha de ser.

Es el amor de una madre por sus hijos,

amor que algún día habrás de entender.

 

 

Nancy Santiago Toro

 

 

 

 

 

 
 
 

2 Responses to “Recuerdos de una madre”

  1. admin says:

    Thank you very much!!!!

  2. Me guardo esta web en marcadores para seguir leyendo en un mejor momento.

Leave a Reply